Granola casera

GRANOLA DE SOJA TEXTURIZADA Y TRIGO SARRACENO

Hacía ya tiempo que quería hacer granola casera, ya que es algo que me encanta pero que nunca había hecho en casa antes. Hay infinitas formas de hacerla, y casi cualquier ingrediente vale, por lo que me he decantado por ingredientes menos convencionales que tenía por casa, como la soja texturizada y el trigo sarraceno.

La gente se sorprende cuando le digo que añado la soja texturizada al yogur como si fueran cereales, pero es que es crujientita, tiene mucha proteína y casi nada de hidratos, ¡y de verdad que está muy rica! Todo son ventajas.

Así que añadirla a la granola, en mi mente, tenía que ser una buena opción asegurada. Y vaya si lo ha sido, ¡ha quedado estupenda! Dorada, crujiente y con más proteína que las granolas convencionales.

Además, mientras que la granola se suele endulzar con miel o siropes para añadir ese toque pegajoso que hace que se compacte, yo he optado por añadir pasta de dátiles (tenéis la receta aquí) y crema de cacahuete para hacer la misma función, y bajo mi punto de vista el combo ha funcionado a la perfección.

¿Os animáis a probarla?

INGREDIENTES
  • 100 g de trigo sarraceno
  • 50 g de soja texturizada fina
  • 100 g de semillas de diferentes tipos (pipas, chía, amapola) y/o frutos secos
  • 3 dátiles medjool
  • 1 Cda de crema de cacahuete
  • 2 cdtas de aceite de coco
  • Pasas
  • Coco rallado
  • Canela en polvo
PREPARACIÓN
  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Mientras tanto, trituramos los dátiles (sin el hueso) con un poco de agua hasta formar una pasta cremosa.
  3. Mezclamos la pasta de dátiles con la crema de cacahuete y el aceite de coco y calentamos un poco en un cazo o en el microondas para que se mezclen bien, con cuidado de que no se quemen.
  4. Añadimos a la mezcla el trigo sarraceno, la soja y las semillas y mezclamos todo para que se impregnen bien.
  5. Esparcimos todo sobre una bandeja de horno con papel vegetal o esterilla de silicona y metemos en el horno.
  6. Pasados 10 minutos removemos todo bien y metemos de nuevo en el horno durante otros 5 o 10 minutos, vigilando que no se queme.
  7. Cuando se haya tostado y esté crujiente sacamos del horno, añadimos un puñado de pasas y coco rallado por encima.
  8. Mezclamos bien y dejamos que se enfríe completamente.
  9. Una vez fría, metemos nuestra granola casera en un recipiente hermético, a ser posible de cristal, y ya está lista para comérnosla con leche, yogur, smoothies… ¡con lo que más nos guste!
OTRAS RECETAS DE SNACKS DULCES

Bolitas de cookie dough

Bolitas de zanahoria y coco

Coquitos con solo 2 ingredientes

Crema de aguacate, cacao y plátano

Flancocho de plátano al microondas

Galletas de avena y crema de cacahuete

Galletas de avena y plátano

Panacota de coco y plátano con compota especiada de cerezas

Pastelitos de remolacha y cacao

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *