EL PLATO DE HARVARD

Existen diferentes versiones de lo que se considera una alimentación saludable y equilibrada, entre las que se encuentran, por ejemplo, la famosa pirámide nutricional (elaborada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria), la rueda de los alimentos (elaborada por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación) y lo que se conoce como el plato de Harvard (elaborado por la Escuela de Salud Pública de Harvard).

¿QUÉ ES EL PLATO DE HARVARD?

En este caso voy a centrarme en éste último, que es el que más se acerca a lo que yo concibo como una alimentación saludable y, por tanto, el que me parece más interesante y recomendable.

El plato de Harvard es una guía para entender de una forma muy visual cómo debería ser un plato para ser considerado saludable. Siguiendo sus indicaciones la estructura de nuestro plato quedaría configurada de la siguiente manera:

  • 1/2 de frutas y vegetales
  • 1/4 de granos integrales
  • 1/4 de proteína (limitando las carnes rojas y quesos)
  • Consumo moderado de aceites vegetales saludables
  • Agua como bebida fundamental
  • Actividad física complementaria

Mientras que en la pirámide nutricional más extendida la base de nuestra dieta serían los hidratos de carbono (incluidos los refinados), en el plato de Harvard cobran mucha más importancia las frutas y las verduras y se reduce el consumo de carbohidratos, limitándose además a su versión integral, mucho más saciante y saludable. También se reduce el consumo de lácteos y se elimina el consumo de ultraprocesados y de bebidas alcohólicas (cuyo consumo debería ser muy esporádico o nulo).

Personalmente esta visión me parece mucho más acertada e interesante que la promovida en la pirámide nutricional, y aunque no significa que en todas nuestras ingestas debamos repartir los alimentos de esta manera estrictamente, sí proporciona una muy buena guía a la hora de establecer unas normas generales sobre qué comer y en qué cantidades, sobre todo para aquellas personas que se encuentran en proceso de cambio de sus hábitos alimenticios y todavía no saben muy bien cómo enfocarlos.

¿Vosotros qué opinais? ¿Se parecen vuestros platos a este?

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Batch cooking

Beneficios del ejercicio físico

¿Cuántas calorías debo consumir?

Desayunos saludables

Dieta saludable, dieta equilibrada y dieta de adelgazamiento no son lo mismo

La importancia de las grasas en la alimentación

Las ensaladas no son aburridas

Pequeños pasos hacia una vida más saludable

Sustitutos naturales del azúcar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *